15 agosto 2010

Sevilla en un perfil


Volvimos a reencontranos con Ella en su capilla, volvimos a besar sus manos. Volvieron a colarse en nuestra casa y nuestra alma las campanas giraldeñas, llamando en la tarde calurosa a su novena. Volvimos a sentir, en el sonido de esas mismas campanas, el repeluco de la infancia, mientras nos arreglábamos en su mañana antigua para acudir a su encuentro anhelado. Volvimos a pedirle las tres gracias en el silencio imponente de su plaza. Volvimos a contemplarla bajando por las gradas bajas y volvimos a verla retornar allá donde nos espera tantas mañanas, tantas tardes en las que necesitamos de su presencia confortadora.
Volvió su agosto de sabor eterno y en él volvimos a enamorarnos de su ser de esta tierra. Solo mirarla supone recordarlo año tras año: la Virgen de los Reyes y su Niño "Guasón" son Sevilla, simbolizada en un perfil de siglos y bajo un palio de tumbilla aromado de nardos.

4 comentarios:

Enrique Henares dijo...

Y un año más, bajo su mirada, volvimos a cumplir años de blog. Y ya van cuatro.

La gata Roma dijo...

Feliz cumpleblog amigo.

Yo al final hice lo que referí en el blog de Romani, destrozada ando por ello… Ya le haré una entradilla en Albores al respecto…

Kiss

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Feliz cumpleaños.
Bonita entrada que retrata fielmente lo que sentimos sus devotos.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Very Interesting!
Thank You!